17.7.03

El primer momento

Pensaba en el origen de todo. Pensaba si el origen de la vida de cada uno no es un aviso o un pequeño resumen de las pautas mas sobresalientes que marcarán nuestras vidas.
Nací en el cálido verano, sin prisas, con cuidado, y con los ojos y la boca abiertos a lo que me esperaba, literalmente, asomé la cabeza ávida de saborear y ver todo aquello que tan nuevo se presentaba ante mi; y esas ganas de abrir mis sentidos a la vida me llevaron a mi primer lavado de estómago y mi primera desinfección de ojos.
Así he seguido, cálida, tranquila, y siempre en esa búsqueda de la luz cegadora, de la belleza que bloquee mis sentidos, de la vida sentida en estado puro; y siempre tropezando con el dolor que produce el ir con los sentidos despiertos y el alma a flor de piel.
Quizás en mi caso solo fue una coincidencia. Pero no dejo de pensar que esa antesala de la vida es tan parecida a la vida en si misma. Tan difícil, tan hermoso, y tan irremediable...


Significado. (De "Otros lugares")

Ya ves aquí estoy perdida en el diccionario, entre palabras, sinónimos y antónimos. De un tiempo para acá ando naufragando entre los tomos de mil enciclopedias, de la A a la Z, de la Z hasta la A.
Y aún no he logrado encontrar significado a cuando dices “Te quiero”, ese que tu mismo cambiaste por el “Te amo” inicial.

No consigo saber qué ciencia hace que los corazones no se rompan como cristales, muy frágiles, muy pálidos, cortantes. O cómo puede ser a veces tan fuerte la memoria, tozuda, negándose a olvidar; memoria fotográfica, memoria selectiva, memoria asesina, que me obliga a verte bebiendo mi saliva, paseando por mi piel, sonriéndole al sol, entregando tu pecho a mis caricias, regalando a mis oídos tu voz.

Tratados de política aleteo entre mis manos, buscando como salvarse de una guerra perdida, tras entregar posiciones, tras entregar la vida. Despacio de mi mapa te retiras arrastrando en tu partida cada poro que aún respiraba por ti.
Y busco como hacer para saber mi papel en esta revolución que construimos, que parece creada para el olvido; y mientras yo aquí aún peleando, defendiendo posiciones, preguntándole al espejo quién soy yo y porqué peleo.

Y he llegado a la conclusión, después de mucho consultar, que es muy difícil salir de tu sombra con mis estúpidas botas que solo saben pisar detrás de cada huella que dejas. Tendré que conformarme a andar descalza y a salir sin corazón, a tragar palabras encendidas, a ser tu diccionario, tu sinónimo, tu antónimo, tu memoria histórica, tu victoria en la guerra, tu rehén, tu revolución olvidada; para así al menos tener un significado y una razón de ser.

No hay comentarios: