25.7.03

El mar

... y así recorriste mi cuello, y mis labios surcaron tu cuerpo. Así luchamos y peleamos como gatos enojados, con uñas, dientes, saliva...
Entra en mi mar, amor, que nos arrastren las olas.
Después tu cabeza descansa sobre mi vientre. Mi mano se pasea por tu cuerpo. Como dioses inmortales que han logrado vencer al tiempo.


No. (De "Otros lugares")

Amor de mi vida, no quiero que me inventes o me imagines, quiero que me sepas, que conozcas cada imperfección y cada pliegue. No quiero que un día te despiertes conmigo a tu lado, pensando que esa no era la mujer que tu amabas.

No hay comentarios: