24.6.03

srojos

Hoy siento que mis sueños son rojos. Me muevo en una marea de sol y energía que me avisa: La serpiente va a cambiar la piel...
Ha llegado el perro. Los que lo conocen saben que el perro es ese alter ego que me empuja a envenenarme y mirar desde afuera como todo se va estropeando. El perro bebe ron y tequila y se ha instalado en mi sofá; lo sé porque mientras escribo esto puedo sentir su mirada congelada clavada en mi nuca.

No hay comentarios: