30.6.02

Retransmisión en diferido (de nuevo). No puedo irme de tu lado. Lo estoy haciendo, pero hay algo que se me está desgarrando, arrancándome la piel del alma. Lo estoy haciendo y las lágrimas caen solas, imparables y nada puedo hacer por controlarlas, no hacen ruido, solo caen por mi piel. No puedo respirar, me estoy muriendo. ¿Qué voy a hacer lejos de ti? ¿Qué sentido tiene que me vaya?
Día 20 Ya no existe nada mejor que tú, ya no existe nada mejor, ya no existe nada, ya no... solo TÚ. Tú en mi vida, tú en mi mañana, tú en mi noche, tú en mi cama, tú en mis palabras, tú en mis besos; tú y tu nombre, que sois mi revolución y mis palabras de aliento.

19.6.02

Imagino que enamorarse en pleno vuelo trasatlántico no puede considerarse una proeza; la mitad del trabajo está echo, andas a miles de kilómetros del suelo y a una velocidad disparada. Quizás en tierra no sea lo mismo, pero ahora hasta las alitas de esta mole que me transporta parecen algodón de azúcar. Abróchense los cinturones, nunca se sabe que nos depara el aterrizaje...

18.6.02

Retransmisión en diferido: Estoy en el aeropuerto y estoy nerviosa. No me dan miedo los aviones, es mas, volar me gusta, me gusta sentirme en ningún sitio. Pero hoy algo me dice que nada va a ser igual. Tengo previsto cambiar de continente, cambiar de hora y vivir este día al menos dos veces. Y mi corazón me dice que lo que pase no va a dejar que todo se solucione cambiando la hora en mi reloj. Sé que me esperas, hay algo en este aeropuerto que me avisa.
Dia 13 (bonito número) Hoy Hu me preguntó qué buscaba en un hombre, y yo le contesté con una canción de Christina: Que en sus brazos me sienta una niña pequeña, sonria, le mienta y se trague mis penas, que sacuda mi cama como un animal y que por la mañana me de un poco mas, que no sea muy malo, que no sea muy bueno, y si me hace regalos, que no le cuesten dinero. Alguien que cuide de mi, que quiera matarme y se mate por mi. A Hu le han parecido demasiadas exigencias. Lo que él no sabe es que realmente busco alguien que sepa pronunciar mi nombre y me lo susurre al darme las buenas noches mientras me acaricia el alma hasta que me quedo dormida. Eso si es difícil...

1.6.02

No me hables de sueños. Hace tiempo que descubrí que en un cielo de noche visto a cámara rápida, todas las estrellas son fugaces. No me hables de cumplir deseos, ya no creo en ellos.