26.12.02

Escribo una tarjeta a Hu que quizás nunca lea: "Feliz cumpleaños y feliz Navidad. Ojalá un día la amistad sea posible". Me parece que el último deseo no es del todo cierto, porque mientras lo escribo pienso en cual hubiese sido mi regalo de cumpleaños. Nosotros dos balanceándolos al filo de las horas.

24.12.02

Hace ya días que no das señales de vida, y a mí me dan ganas de dar señales de muerte. No sé por qué motivo tengo que curarme... Aún así me he hecho una promesa. Mira, deja ya de decirme que me quieres. Los dos sabemos que hace tiempo que me has olvidado; así que cuando dices "te quiero" tengo la sensación de que te equivocas de persona; una extraña sensación que me hace sentir enferma y me llena las noches de lágrimas. Así que te lo repito (quizás para que no se me olvide), me he hecho una promesa, hoy voy a pasear al sol y a dejar de extrañarte.

11.12.02

Hoy me he enfadado. Dicen que beso bien. Quizás no beso mal, porque me gusta pararme y dedicarle su tiempo y transmitir lo que piensan mis labios. Pero S dice que beso mal. Como yo le he dicho: Nunca opines sobre lo que no conoces. Y de verdad me he enfadado porque en el fondo me quedé con las ganas de besarle, y quizás el se quedó con las ganas de probarlo. Nunca me había sentido tan tonta, ahí parada, con una interrogación en los labios y las manos en los bolsillos.

28.11.02

Cumpleaños. Te felicito mientras tú piensas en cualquier otra cosa. Y yo prefiero no preguntarme qué sentido tiene todo ésto.
Día 23 Hoy bebí vino y dejé que me entrara por cada rincón hasta acariciar mi cerebro con plumas. Ahora estoy aquí de nuevo sola. Hoy bebí vino, así que no me hables para decirme que soy linda, hoy con eso no me basta. Hoy hazme sentir linda, que no tenga que creerlo. Hoy aráñame el alma, y quítame la ropa, y bésame despacio y deprisa, y échate sobre mí como queriendo ahogarme con tu cuerpo, y trátame bien y mal, arráncame un grito, y no te vayas hasta que te hayas bebido todo el aire de esta habitación. O susúrrame palabras al oído, y tráeme un cigarro encendido, y pasa tu mano por mi pelo hasta que olvide que hoy bebí vino y que ni tú ni él vais a dormir conmigo.

17.11.02

S va y me llama niña malcriada. No puedo soportarle. Algunas veces sería capaz de acabar con él a mordiscos. No se porqué levanta en mí tantas pasiones y eso me asusta. Debería poder odiarlo. Sin más.

15.11.02

Hu se ha marchado. Y lo malo es que se ha ido para siempre. Y no lo entiendo; primero quería ser mi amigo, después quería protegerme, luego yo me enamoré de el, y él me estaba queriendo demasiado, así que se asustó y comenzó a escaparse de mis palabras, después me pidió que no le amase, así que aprendí a esconder lo que sentía y a no hacerme daño en el intento. Y ahora dice que se va porque no le quiero. Yo solo sé que le quiero pero me da miedo quererle por si sale corriendo. Y al final se ha marchado y yo me he quedado aquí sin comprender lo que estaba sucediendo. No sé si he perdido a Hu por quererle o por hacer que no le quería. O igual todo el tiempo era él quien no me quería. Vete tu a saber...

22.10.02

Tendrás que perdonarme. Si quieres, quizás ni te interese. Pero hoy no puedo seguir a tus palabras. Hoy él todo lo ocupa y hay demasiada agua de mar empapándome la ropa. Hoy él todo lo llena y tus palabras me saben a sus besos, te miro y veo su cuerpo infinito enroscado en el mío, y siento su piel caliente y sus labios húmedos de azúcar. Y son sus manos las que habitan cada poro, y mi cuerpo no sabe nada más. En este cuarto tan solo existe el recuerdo de cuando él decía mi nombre y ya nada, nada, tenía ningún valor ni importancia, solo las horas que quedaban atrapadas entre nuestros cuerpos y nuestras palabras. Si yo lo hubiese sabido... no habría estado tan feliz y tan poco asustada. Si yo hubiese sabido que estar con él no era un momento infinito. Tendrás que perdonarme; a pesar de que quiero, hoy no puedes hacerme compañía.

4.10.02

Hoy se me hizo muy tarde. Las horas han pasado deprisa, y cuando pensé que eran las diez de la noche, el reloj había corrido hasta las tres. Estuve mirando las estrellas y recordando las veces que Hu y yo planeamos poner mermelada en mi cuerpo, y las veces que sólo disfrutamos mirando por la ventana y sintiendo como las piezas encajaban con el contacto de su mano sobre mi corazón. Sin sonidos ni violencia cuerpo a cuerpo.

12.8.02

Me he despertado y Hache estaba cantando suavito, como susurrándome al oído. He sentido un escalofrío. Me ha gustado despertar con una canción acariciándome y me ha dado pena intuir que iba a ser la primera y la última. Porque Hache va a marcharse aunque él aún no lo sepa y ande cantando como si nada.

10.8.02

Hoy Hache y yo hemos estado muy juntos, tan juntos que me ha dado miedo. De pronto no distinguía la frontera entre mi piel y la suya. Cada uno tiene su sabor. Hache sabe a galletas de terciopelo.

5.7.02

S vuelve, o me deja volver, no estoy muy segura. S y yo volvemos a las andadas, y yo me he puesto tan contenta que me han dado ganas de abrazarle; pero S no se deja abrazar porque lleva puesto un chaleco anti-caricias y nunca se lo quita, así que nos hemos emborrachado para olvidar que lo que nos estaba faltando era un buen abrazo.

2.7.02

Hoy no hago mas que pensar que nadie me quiere, aunque no me pongo demasiado triste al pensarlo. Hache dice que soy hermosa. S dice que todos estamos solos. Y yo me pregunto cuánto cuesta decir lo que quiero escuchar.

30.6.02

Retransmisión en diferido (de nuevo). No puedo irme de tu lado. Lo estoy haciendo, pero hay algo que se me está desgarrando, arrancándome la piel del alma. Lo estoy haciendo y las lágrimas caen solas, imparables y nada puedo hacer por controlarlas, no hacen ruido, solo caen por mi piel. No puedo respirar, me estoy muriendo. ¿Qué voy a hacer lejos de ti? ¿Qué sentido tiene que me vaya?
Día 20 Ya no existe nada mejor que tú, ya no existe nada mejor, ya no existe nada, ya no... solo TÚ. Tú en mi vida, tú en mi mañana, tú en mi noche, tú en mi cama, tú en mis palabras, tú en mis besos; tú y tu nombre, que sois mi revolución y mis palabras de aliento.

19.6.02

Imagino que enamorarse en pleno vuelo trasatlántico no puede considerarse una proeza; la mitad del trabajo está echo, andas a miles de kilómetros del suelo y a una velocidad disparada. Quizás en tierra no sea lo mismo, pero ahora hasta las alitas de esta mole que me transporta parecen algodón de azúcar. Abróchense los cinturones, nunca se sabe que nos depara el aterrizaje...

18.6.02

Retransmisión en diferido: Estoy en el aeropuerto y estoy nerviosa. No me dan miedo los aviones, es mas, volar me gusta, me gusta sentirme en ningún sitio. Pero hoy algo me dice que nada va a ser igual. Tengo previsto cambiar de continente, cambiar de hora y vivir este día al menos dos veces. Y mi corazón me dice que lo que pase no va a dejar que todo se solucione cambiando la hora en mi reloj. Sé que me esperas, hay algo en este aeropuerto que me avisa.
Dia 13 (bonito número) Hoy Hu me preguntó qué buscaba en un hombre, y yo le contesté con una canción de Christina: Que en sus brazos me sienta una niña pequeña, sonria, le mienta y se trague mis penas, que sacuda mi cama como un animal y que por la mañana me de un poco mas, que no sea muy malo, que no sea muy bueno, y si me hace regalos, que no le cuesten dinero. Alguien que cuide de mi, que quiera matarme y se mate por mi. A Hu le han parecido demasiadas exigencias. Lo que él no sabe es que realmente busco alguien que sepa pronunciar mi nombre y me lo susurre al darme las buenas noches mientras me acaricia el alma hasta que me quedo dormida. Eso si es difícil...

1.6.02

No me hables de sueños. Hace tiempo que descubrí que en un cielo de noche visto a cámara rápida, todas las estrellas son fugaces. No me hables de cumplir deseos, ya no creo en ellos.

6.5.02

Mi mami a veces piensa que aún soy la niñita de las coletas; así que yo me callo las cosas que debo callarme para que no se dé cuenta de que ya no llevo coletas. Lo que no sé es si eso le ayuda o termina por confundirla....

4.5.02

Conocer a hache ha sido como no conocer a nadie. Imagino que cuando alguien desea de verdad desaparecer, al final termina por hacerse invisible.

1.5.02

Hace ya tiempo que conocí a S, y desde entonces no ha sido fácil pero tampoco difícil. S sabe como romperme y además hay veces que le gusta hacerlo. S sabe como arreglarme. Pero hoy me ha roto de verdad y esta vez todo va a ser un poco mas complicado porque creo que he perdido un pedacito por su culpa.